Lo que esconde la caída del Whatsapp del pasado miércoles

Toda caída anticipa importantes novedades, whatsapp se quedó inerte durante varias largas horas. Así será la nueva aplicación

Whatsapp murió el miércoles pasado para resucitar dos horas después como si nada hubiese pasado. Pero (seguramente) sí pasó. Es más que probable que el servicio de mensajería instantánea aprovechase este tiempo de inactividad -agónicos 120 minutos para un usuario desacostumbrado a la charla oral y al gesto de verdad, precedente del simpático emoticono- para poner a punto sus engranajes. Es ya un clásico: caída equivale a actualización. A veces las máquinas se paran a conciencia para ser engrasadas; a veces, la pausa responde a un ajuste y, también a veces, con él, llega un inesperado error. Sucede cada vez que Facebook se lava la cara y cuando Twitter incorpora nuevas funcionalidades. Mismo patrón con Whatsapp, torpe al intuir una actualización. ¿Qué planea el gigante de las conversaciones? En el horno, los siguientes e inminentes cambios:


Localización en tiempo real

Whatsapp le chivará a nuestros contactos el punto exacto en el que nos encontramos. Lo hará a través de Live Location, una nueva función que recurrirá al posicionamiento GPS del smartphone para ir un paso más allá de la actual opción de compartir localización. Será opcional y permitirá compartir nuestras coordenadas en tiempo real. Así, si lo deseamos, nuestros contactos podrán saber dónde estamos en cada momento. También podremos tener activada esta funcionalidad solo durante un tiempo determinado y con una selección de contactos. Por ejemplo, en una escapada de fin de semana con los miembros de un chat de grupo creado específicamente para el viaje. De esta forma, tendremos la oportunidad de ver a nuestros contactos en un mapa (en modo satélite o híbrido), con información de a cuánta distancia y a cuánto tiempo se encuentran de nosotros.


Borrar mensajes ya enviados

Esperamos esta mejora nerviosos, con ansia de contar al fin con una última oportunidad. Como si nada hubiese pasado. Como si nunca hubiésemos pulsado la maldita tecla de enviar. Para los que se arrepienten con frecuencia, los impulsivos, los que no piensan dos veces las cosas, Whatsapp habilitará pronto la posibilidad de borrar un mensaje ya lanzado. Tendremos, eso sí, que ser espabilados. Rápidos. Solo se podrá eliminar un comentario enviado en los siguientes 29 minutos y, únicamente, si el destinatario no lo ha leído todavía. Da igual que le haya llegado, que haya doble check. Ahí todavía hay solución. Siempre que no haya marca azul (y que no haya pasado media hora) podremos arreglar el roto.


Chats fijados

Es este un caramelo reservado para los usuarios más compulsivos del servicio de mensajería. Suele pasarles que, de tantas conversaciones abiertas, acaban perdidos en la lista de charlas a la hora de buscar a la persona con la que concretamente quieren hablar. Sí, sabemos que los chats más recurrentes se sitúan en primera posición, pero cuando uno (por lo que sea) entabla conversaciones con gente con la que normalmente no dialoga, los contactos de cabecera desaparecen de la primera línea. Una nueva función nos permitirá pronto anclar hasta tres conversaciones, nuestras favoritas, en los tres primeros puestos. De esta forma, cuando nos entre un mensaje nuevo, se situará siempre por debajo de las escogidas, aunque sea más reciente. Las importantes (que podremos cambiar cuando lo deseemos) estarán siempre fijadas por encima y se diferenciarán del resto porque incorporarán un icono con forma de chincheta.


Los perfiles de empresa podrán enviar publicidad

Menos gracia le hará al grueso de usuarios de Whatsapp este plan, con intenciones más comerciales que funcionales. De su existencia sabemos por Reuters. La agencia de noticias ha tenido acceso a un documento interno del servicio de mensajería gratuito en el que se detalla que su plan para ser rentable pasa por permitir a los perfiles de empresa verificados enviar publicidad directa a sus (millones de) usuarios. Cómo lo harán para evitar una espantada a otros servicios similares que no les bombardeen con spam será todo un misterio.

loading...


Álbumes de fotos

Anda también la aplicación del bocadillo verde dándole vueltas a las galerías de imágenes. La idea es que un usuario pueda enviar en bloque hasta 30 fotografías de una vez. ¿El objetivo? Facilitarle las cosas y agilizar el consumo de datos a la hora de transferir instantáneas.


Pulir los estados

Inspirada en las Instagram Stories que tantas alegrías le están dando a la red de los filtros fotográficos, Whatsapp decidió hace unos meses sustituir sus tradicionales estados por otros, más modernos y efímeros, que nadie acabó de comprender. A pesar de que la compañía insiste en que 175 millones de usuarios utilizan esta funcionalidad, lo cierto es que son minoría los que recurren a tales imágenes y vídeos. El resto nunca entendió qué pintaban estos contenidos con fecha de caducidad en una herramienta que, a diferencia de Instagram -centrada en la imagen-, localiza su éxito en la comunicación. En la charla ágil. Tanto echaban de menos aquel eslogan personal junto a su nombre de usuario que Whatsapp no solo recuperó por petición popular la frase del estado, sino que ahora acondicionará sus «Estados» perecederos para que el usuario comparta solamente texto sobre diferentes fondos. A ver cuánto les duran.

FUENTE

loading...