Medio limón mojado en bicarbonato de sodio. Es increíble lo que puede hacer!

Esta combinación ha suscitado mucha polémica. La razón se basa principalmente en la idea de que consumir limón con bicarbonato, puede protegernos contra la incidencia de cáncer. Tenga en cuenta que hay muchos alimentos etiquetados bajo el término “anticancerígenos”.

Pero no son más que elementos naturales con altas propiedades antioxidantes y alcalinas. Y el tener estas propiedades no significa que pueda impedir que suframos esta enfermedad y menos aún que podamos curar un cáncer.

Recuerde, el limón, el bicarbonato, así como otros alimentos como tomates, fresas, duraznos o uvas, ofrecen vitaminas y minerales, enzimas beneficiosas que pueden ayudar a prevenir las enfermedades en un pequeño porcentaje.

Pero no son una cura, son una pequeña ayuda pero no una solución directa. Para aclarar esto, vamos a ver las grandes propiedades que puede tener un vaso de jugo de limón con bicarbonato de sodio.

Alcalinizador

La mezcla de bicarbonato de sodio y limón tiene la propiedad de alcalinizar el organismo.

Esto nos ayuda, por ejemplo, a combatir la acidosis que puede ocurrir cuando los riñones no están eliminando suficiente ácido del cuerpo o cuando el cuerpo produce demasiado ácido.

Es por lo tanto un excelente remedio para cuidar de los riñones, para facilitar su trabajo y también nos ayuda a desintoxicar nuestro organismo y quemar grasas.

Digestivo

Ya conoces las múltiples virtudes del limón para facilitar nuestra digestión.

Si agregamos un poco de bicarbonato de sodio, conseguiremos una mezcla maravillosa para hacer que nuestro sistema digestivo funcione mucho mejor.

Es un buen antiacido, que también combate la flatulencia.

loading...

Depurativo

Un gran comienzo para el día con este remedio, nos permite purificar el hígado, y nos da una buena dosis de vitamina C, potasio y maravillosos antioxidantes con la cual nos hace cumplir nuestro día con el aporte necesario y adecuado.

Un buen regulador

El agua potable que es rica en bicarbonato de sodio nos permitirá regular el nivel de colesterol malo, mejorando así nuestra salud cardiovascular.

La manera de tomar este remedio es la siguiente

Demasiado fácil. Sólo tenemos que servir un vaso de agua mineral, nunca frío o caliente, es decir, cálido o temperatura ambiente y añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio, y el jugo de medio limón.

Revolver muy bien hasta conseguir que se integren perfectamente, para beberlo por la mañana y en ayunas.

Es muy importante que nunca lo tomes con el estómago lleno, ya que puede ser contraproducente,
siempre en la mañana y antes de las comidas. También lo tomaremos durante dos semanas seguidas,
y luego descansaremos dos más. La ingesta excesiva de bicarbonato sódico puede llevar a la alcalosis,
por lo que es mejor alternar dos semanas si y dos no.

Recuerde también que no es apropiado tomar este remedio si padece gastritis.

Las personas que padecen hipertensión o problemas cardíacos también deben abstenerse debido a su nivel de sodio. Así que, este remedio es muy simple, así como beneficioso, va a mejorar nuestra digestión y funciones básicas múltiples.

FUENTE

loading...